Cuarta Entrega PRIMO VARGAS VALVERDE: BENEFACTOR DE LA CIUDAD DE OROTINA

October 24, 2014

Imagen de portada: Escuela de Orotina, 1915. Libro Azul de Costa Rica.

 

Gio Castaldini  (*)

 

Resulta que don Primo Vargas Valverde luego de ser un humilde carretero a mediados del siglo XIX, ya  para el año 1885 era un rico hacendado del distrito de Santo Domingo de San Mateo. Sin embargo, paralelo a su crecimiento económico, siempre compartió mucho de su riqueza con la comunidad donde vivía. Donando terrenos y construyendo edificaciones logró fomentar la educación, el progreso y la cultura de una población que años después llegaría a ser Cantón de la Provincia de Alajuela. 

 

No hay registro histórico de esto, pero posiblemente contribuyó en la construcción de la primera Ermita de Santo Domingo en 1873 y en la primera Escuela de Varones en 1879. Lo que sí está comprobado es el hecho de que don Primo donó en 1893 los terrenos para la construcción de la Iglesia de Santo Domingo y también aportó casi la mitad del costo de su construcción, así como la compra de dos campanas traídas de Italia. También donó los terrenos de la plaza y de la estación del ferrocarril. (1)

 

Es sabido que para esa misma época don Primo donó los terrenos para la Escuela Pública de Santo Domingo de San Mateo, donde también participó activamente en su construcción. Tiempo después dicho centro de educación sería bautizado como Escuela Primo Vargas Valverde.

 

Pero el benefactor de Orotina no limitó su labor filantrópica a la donación de inmuebles o construcción de infraestructura. Ya habíamos dicho antes que don Primo Vargas había llegado apenas hasta el 2 grado de primaria, sin embargo siempre demostró una sensibilidad artística y no es de extrañar que en su edad adulta fuera un hombre de cultura autodidacta a quien le encantaba también apreciar las bellas artes, particularmente la música.

 

A principios del siglo pasado su pasión por la música lo motiva a traer desde Europa una variada cantidad de instrumentos musicales para proceder a fundar la primera filarmonía de Santo Domingo, a la cual le dará sostenimiento por varios años. (2) Todavía para los años 30 del siglo pasado seguían llegando reportes periodísticos acerca de esta Filamonía, lo que habla muy bien de la obra realizada por don Primo y cómo la semilla que él sembró en 1905 perdura hasta el día de hoy, cuando podemos observar los grandes talentos musicales de muchos jóvenes en la Banda Comunal de Orotina.  

 

Como hemos visto, Primo Vargas Valverde tuvo una extensa influencia a nivel económico y cultural, siendo su labor filantrópica muy vasta; sin embargo también en el ámbito político fue exitoso realizando gestiones a favor de sus intereses personales y los del distrito de Santo Domingo de San Mateo, que a la postre le cambiarían completamente el destino a dicho lugar.

 

En la próxima entrega: Don Primo Vargas y el Ferrocarril al Pacífico.

 

(1) Armando Vargas “La huella imborrable: Las dos visitas de José Martí a Costa Rica” EUNED, 2008.

(2) Juan Bautista Hernandez Lobo.  “Reseña histórica de Orotina”, INFAM, 1983.

 

                

_________________________________________________

(*) Gio Castaldini. Administrador del grupo Amigos del Tren Orotina, especialista en Historia del Ferrocarril en Iberoamérica, colaborador de Orotina Online

Please reload

Featured Posts

Manejo de alerta por huracán Otto superó prueba en Orotina y San Mateo

November 25, 2016

1/10
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Search By Tags