Search
  • Luis M. Valverde Ramírez en coautoría con Giovanni

EL VALOR SUPREMO DE LA SOLIDARIDAD TAMBIÉN SE HEREDA POR GENTILICIO.


Pensar en el futuro de Orotina es reflexionar sobre nuestra juventud. Hoy quiero fijar mi mirada hacia el pasado de nuestro cantón para recordar a un joven de 25 años, que con solo una carreta y una yunta de bueyes llegó cargado de ilusiones y deseos de superación a un pequeño caserío escondido en las márgenes del Camino de El Alumbre: me refiero al caserío de Santo Domingo de San Mateo (hoy Orotina) y el nombre del joven de quien les hablo era: Primo Vargas Valverde.

Como en todo inicio, los primeros años de este joven no fueron fáciles. No encontró amigos o familiares que lo apoyaran, ni instituciones públicas que lo ayudaran. Pero con una fe inquebrantable supo abrirse camino y lograr el respeto de los vecinos de esta pequeña comunidad, la cual poco a poco fue reconociendo en dicho joven cualidades de líder y de persona solidaria.

Nunca imaginaría el joven Primo Vargas que 50 años después de su llegada habría forjado las bases para que este pueblito humilde llegara a tener una Parroquia, una escuela pública, una filarmónica, un paso del ferrocarril, una estación, pero principalmente una declaratoria de cantonato que lo convertiría en una de las regiones más prósperas del Pacífico.

Habiendo conocido ya, la figura de don Primo Vargas, deseo dar un mensaje a toda la juventud presente: Orotina cuenta con nosotros. Debemos convertirnos en una juventud que no tema a los grandes retos, una juventud solidaria, que comprenda que el bien común siempre será el bienestar personal, y viceversa. Muchachos y muchachas que no teman hacer suyo el liderazgo de proyectos comunales, cantonales y por qué no: provinciales.

La historia nos demanda caracterizarnos por innovar; una creación constante de ideas que lleven en su espíritu la idea que tuvo alguna vez don Primo Vargas, es decir: llevar bienestar a sus con-ciudadanos.

Demostremos que los valores supremos como el de la solidaridad, no se heredan solamente por consanguineidad, por afinidad; seamos la juventud orotinense, muestra de que por el simple hecho de haber nacido en ésta bella tierra, por el hecho de hacernos llamar OROTINENSES, ya traemos con nosotros, la mística y el ímpetu por mejorar las condiciones de vida de todos nuestros vecinos, nuestra gente.

Insto vehementemente a que cada uno de nosotros, como jóvenes, tomemos en nuestras manos nuestro propio destino, y hagamos de éste hermoso cantón, un ejemplo a seguir para todos los demás cantones de nuestro país y para el mundo; de ésta manera seguir consagrando la idea que tuviere un gran estadista costarricense cuando dijo que: “La estrella que nos debe guiar, debe ser lograr el bienestar del mayor número de costarricenses”.

#LuisValverde #giocastaldini #primovargas

33 views
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now