Search
  • Orotina Online

La Hacienda Coyolar de Orotina: entre la historia y la leyenda. Parte 6


Gio Castaldini (*)

En 1903 el tren por fin llegó a lo que hoy conocemos como Orotina y con éste vino el progreso para toda esta región, haciendo surgir nuevos comercios y oportunidades de negocios, así como una mayor migración de personas hacia toda esta zona. Recordemos que el contrato firmado en 1898 por el Gobierno con una compañía extranjera, establecía que la construcción de la línea sería desde San José hasta Tivives, pero al llegar a Santo Domingo, hoy Orotina, la empresa se quedó sin recursos y la obra se detuvo desde 1903 hasta 1905.

En 1906 se rescindió el contrato con la empresa extranjera y se tomó la decisión de que la línea no llegaría al Puerto de Tivives sino más bien hasta el de Puntarenas. Mientras tanto, los trabajos de construcción de la trocha y su vía continuaron por cuenta del Ferrocarril al Pacífico desde Orotina centro hasta el pueblo Ceiba durante buena parte del año 1906, hasta que en ese mismo año se firmó un nuevo contrato con otra empresa que se encargó del tramo desde Uvita de Ceiba hasta el puerto de Puntarenas, completándose su construcción en 1910.

Por lo dicho anteriormente, se concluye que la línea del Ferrocarril al Pacífico atravesó por primera vez los terrenos de la Hacienda Coyolar en 1906, pasando la misma por el frente de la legendaria casona de la hacienda, la cual fue construida en 1895 por orden del presidente Rafael Iglesias Castro. En la imagen que encabeza este artículo se puede observar la primera estación del ferrocarril ubicada frente a la entrada de casona de la hacienda y que fue construida aproximadamente en 1910.

En las primeras entregas había indicado que Rafael Iglesias Castro fue propietario del Coyolar hasta 1917, año en que decidió venderla a una sociedad de los hermanos Tinoco Granados, quienes a su vez también tenían intereses comerciales en las minas del Aguacate entre San Mateo y Atenas.

Junto con los hermanos Tinoco Grandos, también figuraban en dicha sociedad los hermanos Fernando y Antonio Castro Cervantes, tomando el control de la hacienda el primero de estos en 1919 debido a la muerte de unos de los hermanos Tinoco y la huida del otro hacia París, Francia.

En mi próxima entrega: ¿Quién fue Fernando Castro Cervantes hasta su llegada al Coyolar en 1917?

_________________________________________________

(*) Gio Castaldini. Administrador del grupo Amigos del Tren Orotina, especialista en Historia del Ferrocarril en Iberoamérica, colaborador de Orotina Online

#giocastaldini #amigosdeltren

42 views
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now