Search
  • Orotina Online

La Hacienda Coyolar de Orotina: entre la historia y la leyenda. Parte 4


Fotografia gracias a nuestro amigo Marciano Molina Productor Creativo y Fotógrafo

Gio Castaldini (*)

En nuestra anterior entrega sobre la historia de la Hacienda Coyolar en Orotina, indicamos que hubo un personaje ajeno a la misma pero al cual se debe prácticamente su futuro éxito como gran hacienda ganadera e impulsora del desarrollo del Pacífico Central: me refiero a Don Primo Vargas Valverde.

Don Primo Vargas es uno de esos hombres que podríamos llamar “adelantado a su época” y además “gran benefactor” del Cantón de Orotina. En él se combinaron las cualidades de un gran empresario agrícola, con las virtudes de un amigo inseparable de la comunidad donde vivía.

Llegó al “Camino del Alumbre” en Santo Domingo de San Mateo (hoy Hacienda Vieja de Orotina) entre 1850 y 1860, siendo su actividad principal la de carretonero entre su natal Desamparados y el pueblo de Esparza, donde dejaba o subía su carga en la antigua estación de aquel cantón Puntarenense.

Poco a poco fue cambiando sus labores de transportista y fue adquiriendo grandes extensiones de tierra que abarcaron desde el norte por el lado de Concepción y hasta el sur llegando a lo que conocemos hoy como el centro de la Ciudad de Orotina.

Poco a poco se fue dedicando a la agricultura y ganadería, así como a la producción de tejas de barro para la construcción de casas. En esta última actividad destacó su gran espíritu de servicio y fe cristiana, pues mucha de la teja que produjo la regaló a familias pobres de la zona para construir sus ranchos, los cuales fueron poblando poco a poco toda esa extensa zona para dar origen al Distrito de Santo Domingo de San Mateo el cual para 1908, sería declarado como el Cantón de Orotina en Alajuela.

En el año 1895 se dieron dos acontecimientos importantes en la historia del futuro Cantón de Orotina: 1)La construcción de la Escuela de Varones, cuyos terrenos y edificación fueron donados por don Primo Vargas; 2)La ocupación de vastos terrenos en la parte central del Valle de Tárcoles por parte de Rafael Yglesias Castro, quien tres años después sería Presidente de la República y gran impulsor del Ferrocarril al Pacífico y cuyas tierras fueron denominadas como la Hacienda Coyolar, por la gran cantidad de palmeras de Coyol que había en sus dominios.

Para nuestra próxima entrega, veremos el papel decisivo que tuvieron en el desarrollo del Cantón de Orotina y la Hacienda Coyolar los presidentes Rafael Yglesias Castro y Ascensión Esquivel en conjunto con el Procer de Orotina, Don Primo Vargas Valverde.

_________________________________________________

(*) Gio Castaldini. Administrador del grupo Amigos del Tren Orotina, especialista en Historia del Ferrocarril en Iberoamérica, colaborador de Orotina Online

#giocastaldini #amigosdeltren

0 views
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now