Search
  • Orotina Online

El desconocido lugar de Eskavel


Sabrina Arguedas (*)

Había una vez un mundo llamando Fungilepolis, donde solo habitaban las bacterias y los escarabajos en los gigantes hongos de Paremina, eran de muchos colores: verdes, rojos, amarillos, azules, morados y rosados.

El escarabajo Bladimir era el Rey, quien tomó el mando luego de la misteriosa muerte del rey Tobías Anélido, un elegante, justo e inteligente gusano, el último de su especie y el último de la familia real Anélido Platelminto; Tobías tuvo un único amor, estaba comprometido con una linda gusanita llamada Susan; pero murió a causa de una discusión entre bacterias que terminó en una desgracia, Susan intentó detener la discusión pero ellos en la confusión la empujaron sin querer; su frágil cuerpo no resistió el impacto y murió . Desde esa tragedia Tobías no se volvió a enamorar y no tuvo hijos.

Bladimir al mando hizo que los bellísimos hongos de Paremina fueran perdiendo sus intensos y brillantes colores, los ríos se secaron, y la tierra entró en un profundo sueño del que al parecer nunca despertaría, era una tierra árida y sin vida.

Lo bello de aquel mundo fue desapareciendo poco a poco, para convertirse en un lugar seco y triste.

El rey Bladimir era cruel, insensible y desconsiderado, en especial con las bacterias; él era todo lo contrario a Tobías.

La mayoría de los escarabajos vivían en el castillo de Fungilepolis, su labor era proteger al rey en todo momento. Y por otro lado estaban las bacterias, ellas no gozaban de los mismos privilegios que tenían los escarabajos, lo cual no era justo.

Las bacterias vivían en sus humildes honguitos, ellas trabajaban todos los días de sol a sol para obtener el alimento de todo el reino y lo poco que quedaba (las sobras) se las daban a ellas, por lo que eran muy pobres.

Sin embargo las bacterias nunca se revelaron ante aquella esclavitud, y los niños dentro su pobreza se divertían al máximo , eran un gran ejemplo de que la felicidad no solo se basaba en riqueza , sino que mientras se estuviera en familia y un espacio donde jugar era más que suficiente.

Había un grupo de amigos muy conocido en la pequeñísima ciudad de Heimlich por sus locuras, aventuras y travesuras.

Ellos eran: Will, Druw, PrimRose y el más bandido de todos Uriah, aquellos niños jugaban y llevaban a cabo todas sus travesuras siempre, en la escuela, es sus casas, a los vecinos y como eran tan diminutos se le facilitaba aún más.

Uriah en especial, aparte de ser “un poquito” inquieto era muy inteligente y curioso, le encantaba descubrir cosas nuevas y quería saber cómo funcionaba todo lo que veía, siempre obtenía una respuesta a sus preguntas.

Una mañana Uriah, Will, Druw y PrimRose estaban jugando en la Pradera, pero no como todas las demás, sino una seca de la cual solo quedaban algunos restos de hierbas y hongos, pero era un lugar muy grande, cerca del rio, que parecía más un riachuelo por los escases de agua.

Estaban jugando escondido, Druw era quien estaba contando; Will y Prim se ocultaron en los hongos, Uriah todavía no tenía escondite así que se adentró en la Pradera. Uriah estaba muy alejado del grupo, nunca lo iban a encontrar. Cuando llegó al río miró hacia atrás y se preguntó: - ¿si me voy más allá del río, que encontraré? Y exclamó: -! Será un buen escondite ¡

Uriah cruzó el río sumamente escaso de agua y empezó a correr hacia el norte, para eso momento ya Druw había terminado de contar. Uriah caminó, y caminó, y caminó… hasta que se perdió y empezó a gritar:

-¡Hola! ¿Hay alguien aquí? ¡Hooola!

Pero nadie le respondía, a esas horas sus amigos ya habían terminado el juego y estaban buscándolo muy preocupados. Uriah no supo a donde ir así que se sentó y espero… una gota de agua cayó golpeándolo en la cara y él miró al cielo, -¿Agua?- Se preguntó, entonces empezó a llover más duro. Uriah buscó refugio y encontró un árbol más adelante. Él se preguntaba que era ese objeto tan grande, alto y duro, con hojas verdes, nunca antes lo había visto ya que en Fungilepolis solo existen hongos y tierra árida. Uriah empezó a mirar el árbol curiosamente. Hasta que el árbol dijo:

-¡Oh! Un turista, hola soy Lorbol.

Uriah se asustó y respondió:

-¿Hola? Soy Uriah, ¿Qué eres?

-Daaa (con tono irónico) soy un árbol, ¿y tú eres….?

-Una bacteria (dijo orgullosamente)

Lorbol era un grande, fuerte y grueso árbol gracias al meristemo secundario de cambium (grosor de un tallo).

Ellos se hicieron amigos y luego Lorbol le presentó a su amiga Flory, una flor de sépalos fuertes que sostenían sus coloridas hojas con pequeñas anteras donde almacenaba el polen que le repartía a las mariposas, colibríes, murciélagos y abejones a los que ella llamaba agentes polinizadores y también le presentó a Androceo un amigo de Flory quien con sus estambres también producía polen. Uriah empezó hacer preguntas como: ¿de dónde vienen? ¿Qué hacen? , y Lorbol le explicó que venían de un lugar llamado: Eskavel.

Flory le dijo sobre los muchos amigos que tenía allá y Uriah les pidió que lo llevaran a Eskavel, él empezó a ver que cada vez había más césped y más amigos como Lorbol y Flory, aquello era tan desconocido para una pequeña bacteria que habitaba un lugar tan opaco.

-Aquí es- dijo Lorbol- Eskavel.

Era un lugar lleno de plantas muy diversas y preciosas. Flory le mostró donde vivía la reina de la flora: Anelis (una orquídea) con pétalos muy llamativos, y el rey de la fauna: Thomas (un colibrí). Anelis era una flor bellísima, la más linda de Eskavel y Thomas era el colibrí más rápido que podía existir. Flory le presentó a la reina Anelis, y luego le explicó que ella era su hija, por lo tanto la princesa. Uriah se quedó muy sorprendido, empezó a explorar Eskavel curiosa y atentamente, olvidándose de sus amigos y que debía regresar a Fungilepolis porque era muy tarde.

Cuando llegó sus amigos estaban preocupadísimos, y le preguntaron en donde estaba. Él les explicó todo sobre Eskavel, entonces Will dijo que los llevara al día siguiente, y todos estuvieron de acuerdo.

A la mañana siguiente se fueron a Eskavel muy temprano para que nadie notara que se habían escapado y Uriah les presentó a sus nuevos amigos.

Ellos conocieron a las raíces principales que eran muy gruesas y fuertes y a las hojas de diferentes perímetros ya que todos tenían distintas formas, eran muy variadas.

Una raíz aérea le dijo a Druw que ella podía volar, pero en realidad solo se podía guindar o estar al aire libre, ella se llamaba Epy. Epy y Druw se hicieron muy amigos, luego todos hicieron una competencia para ver quién era más rápido. Cada uno tenía una raíz como transporte, Prim y su raíz Tris de cuello largo parecido al de un tallo con una cofia gruesa (cubierta de células) que la protegía cuando corría y así no se lastimaba, ganaron la competencia.

A la hora del almuerzo todos se reunieron a la orilla de un río, ese sí que tenía agua, a comer zanahorias, rábanos y nabos. Un tallo se acercó y los saludo.

-Hola soy Zeke, de los tallos secundarios, trabajo cuidando las plantas, les doy un poco de resistencia, así como un guardaespaldas (guiñe un ojo).Es muy cansado y lo que más me duele son los nudos de donde nacen mis ramas, por tanto esfuerzo, de andar cuidando vegetales de un lado a otro y mi yema apical ya se le están formando arrugas.

Todos se hicieron muy amigos: Zeke, Flory, Androceo, Lorbol, Will, Uriah, PrimRose, Druw, Tris y Epy. Lorbol empezó a contar una historia que antes sus padres le contaban a él, y decía así:

“Hace mucho tiempo en un grande y mágico bosque nació un animal, nadie sabía exactamente que era, que estaba destinado a ser un héroe. Dicen que era pobre y cuando creció se prometió que nunca más alguien volvería a sufrir por causa de la pobreza. Un día en el mágico bosque el rey dijo que quien le demostrara más valentía iba hacer su heredero y sucesor del trono.

El animal, cuyo nombre era Héctor; se apuntó en lista para obtener el trono del rey. Eran 50 competidores con el objetivo de obtener la herencia, dicen que ese día fue extraordinario, épico. Los 50 competidores mostraron los más grandiosos actos de valentía, pero solo 12 pasaron a la competencia final, entre ellos Héctor.

Muchos demostraron su valentía lanzándose desde el más alto de los árboles, otros lo mostraron luchando entre ellos, y así poco a poco hasta que solo quedaron siete competidores: un ciervo, un oso, un gorila, una serpiente, un cuervo, un lobo, que era el mejor amigo de Héctor, su nombre era Austin y por último Héctor. Cuando solo quedaban 3 competidores: Milo(la serpiente), Austin y Héctor; la competencia se volvió más reñida. Milo se escondió en el bosque y esperó a que alguno llegara para atacarlo.

Héctor y Austin estaban juntos buscando a la serpiente, cuando Milo los vio se lanzó para atacar, llevaba la mirada puesta en Austin pero Héctor se colocó en medio para protegerlo mostrando así un verdadero acto de valentía al estar dispuesto a dar la vida por su amigo antes de que Milo pudiera atacarlo . Ese acto tuvo el poder y la fuerza para destruir cualquier obstáculo.

Dicen que cuando sucedió, la magia que yacía en el bosque, se le fue entregada a Héctor por su valor. Todos en el coliseo se quedaron eufóricos y sorprendidos por el poder. La multitud empezó a gritar: ¡Héctor, Héctor!

El rey se levantó de su asiento en el palco y se dirigió a todos los animales que estaban en el coliseo, incluyendo a los tres competidores, y dijo:

-Amigos y amigas, les presento al héroe que tomará mi trono, y que con su valentía ha demostrado que es digno de él, ¡Con ustedes el vencedor y legendario: Héctor!

La multitud empezó a gritar y aplaudir, y luego todos repitieron al unísono: ¡Héctor! , quien se convirtió en rey y con el uso de su magia hizo del bosque el mejor lugar, llamándolo: Eskavel.

Dicen que cuando murió dejó a un heredero, pero dijo que solo ocuparía el lugar cuando estuviera listo, y tuviera la valentía necesaria. Otros dicen que no es cierto pero algunos dicen que ya nació y está aquí, con nosotros.”

Todos se quedaron impresionados y maravillados con la historia o más bien una leyenda sobre Eskavel. Will y Tris contaron más historias y luego jugaron toda la tarde, después Flory les presentó a su madre a sus nuevos amigos bacterias, raíces y el tallo Zeke.

Druw le contó a Anelis y a Thomas lo que estaba sucediendo en Fungilepolis, y Thomas decidió ayudarles. Dijo que en dos días reuniría a toda la fauna que habitaba Eskavel e irían a Heimlich y Anelis dijo que también reuniría a toda la flora de Eskavel y les ayudaría a salir a todas las bacterias de Fungilepolis.

El plan era: primero las grandes hojas a las que les brillaba el Haz, la parte superior con ápices muy puntiagudos, con peciolos cortos pero gruesos que las sostenía a sus cuerpos invadirían el castillo, luego las aves se filtrarían en el castillo. Después las raíces Axanomorfas evacuarían a las bacterias, las acuáticas con sus escasas raíces llegarían por el río de sorpresa mientras que las Aéreas iban a luchar junto con los tallos principales y secundarios en contra de los escarabajos que protegían el castillo; y finalmente los traerían a Eskavel.

El día antes de que la batalla comenzara Uriah y sus amigos fueron a Eskavel. Ya Thomas había reunido a toda la fauna al igual que Anelis reunió la flora. Los tallos principales eran de un grosor bastante significativo y eran gigantescos. Los tallos secundarios tenían edades avanzadas, pero eso los hacía más fuertes y tenían más experiencia. Las raíces Axanomorfas eran alargadas y las aéreas eran muy rápidas, aunque no tanto como las hojas. Uriah y todos sus amigos también se prepararon para la batalla que empezaría el día después de mañana.

El día de la gran batalla llegó y todos se reunieron para repasar el plan y para que cada planta recogiera sus armas las cuales eran los frutos que utilizarían en las catapultas hechas con raíces, utilizarían todos los tipos de fruto desde los simples, los agregados que eran la unión de muchos carpelos en un flor individual hasta los múltiples como las piñas y anonas. También utilizaría el exocarpo (cáscara) para que los escarabajos se resbalaran.

Los colibríes iban a llevar armas como tallos con tejidos vasculares a los que se les conocía como conductores y los llenarían de semillas para lanzarlas desde el aire para golpear a los guardias del catillo de Fungilepolis (el hongo de Paremina más grande) y poder capturar al rey Bladimir y poder decidir su veredicto .

Luego de que las plantas y animales al mando de los reyes de Eskavel tomaron sus arman se pusieron en marcha hacia Fungilepolis con el objetivo de destruir a los escarabajos, salvar a las bacterias y capturar al rey Bladimir.

El ejercito de Eskavel llegó finalmente a Fungilepolis en un ataque sorpresa y empezaron con su plan, todos tomaron sus posiciones y empezaron a pelear, los colibríes lanzaban las semillas con hipocotíleos apunto de transformarse en tallos por medio de los tallos, las hojas golpeaban a los escarabajos con sus ápices y las raíces hacían que se tropezaran, hasta que finalmente invadieron el catillo y llegaron al rey a quien luego de la batalla se lo llevaron de regreso a Eskavel para decidir que iba ser de él.

Una vez que todos estaban a salvo, el pueblo se reunió para decidir el destino de rey Bladimir. Cuando los reyes Thomas y Anelis junto a Bladimir se presentaron ante el la población todos lanzaron gritos de furia ante aquella monstruosa figura que el escarabajo representaba.

Finalmente se decidió que sería enviado al calabozo y cuando se dio el anuncio Bladimir grito: - ¡ALTOOO!

Todos dirigieron sus miradas a él, y el escarabajo se quitó un traje dejando al descubierto su verdadera identidad: el rey Tobías, quien siempre estuvo oculto detrás de aquel perfecto traje de escarabajo.

Uriah se dirigió a él diciendo: - No lo entiendo, eras un excelente rey, por que ocultarse y maltratar a la bacterias?

Tobías respondió: - Ustedes las bacterias mataron a mi querida Susan y yo decidí fingir mi muerte transformando en un escarabajo para tomar el puesto de rey y vengarme de ustedes, desde que ella murió todo cambió y yo también

Uriah: - Pero fue un accidente, no fue con la intención de lastimarla, pero de cualquier manera perdónanos.

Tobías con lágrimas en sus ojos dijo: - Yo también lo siento por haberlas maltratado injustamente, y tienes razón aunque antes no lo quise aceptar lo que le sucedió a Susan fue un lamentable accidente.

Ante aquel suceso los reyes de Eskavel decidieron perdonar a Tobías y le propusieron unir sus reinados formando uno solo, el rey Tobías acepto la propuesta formando un solo reino, uno nuevo y mejor con las bacterias, los escarabajos, los animales y las plantas.

Al cabo de un tiempo Fungilepolis volvió a ser hermoso, los hongos de Paremina retomaron sus colores, la tierra despertó de su sueño y se volvió fértil y el río se llenó de nuevo.

Todos vivieron felices por siempre en su bello hogar rodeado de amigos y familia.

______________________________________________

(*) Sabrina Arguedas Espinoza, estudiante de noveno año de Sistema Educativo Santa Fe en Orotina

#sabrinaarguedas #santafe

25 views
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now